Septembre 19, 2021
Par Union Communiste Libertaire (UCL)
336 visites


En medio de la crisis social global agudizada por la pandemia de coronavirus, que en muchos paĂ­ses llevĂł a la desmovilizaciĂłn de movimientos sociales, organizaciones polĂ­ticas y [email protected], el zapatismo lanzĂł una nueva invitaciĂłn a las luchas « de abajo y a la izquierda Â».

“Compas Anarquistas : nosotros los zapatistas, nosotras las zapatistas, no les vamos a achacar nuestras deficiencias (incluida la falta de imaginaciĂłn), ni los vamos a hacer responsables de nuestros errores, ni mucho menos los vamos a perseguir por ser quienes son.” [1]

SupMarcos, 2013

“si van a criticar algo, primero investiguen bien. La ignorancia bien redactada es como una idiotez bien pronunciada : igual de inĂștil”. [2]

Miquel AmorĂłs, parafraseado por el SupMarcos, 2013

“A quien encontrĂĄbamos o nos querĂ­a dirigir o querĂ­a que lo dirigiĂ©ramos.
HabĂ­a quienes se acercaban y lo hacĂ­an con el afĂĄn de usarnos, o para mirar hacia atrĂĄs, sea con la nostalgia antropolĂłgica, sea con la nostalgia militante.
AsĂ­ para unos Ă©ramos comunistas, para otros trotskistas, para otros anarquistas, para otros maoĂ­stas, para otros milenaristas, y ahĂ­ les dejo varios “istas” para que pongan lo que sea de su conocimiento.
[…]
Con la Sexta al fin los encontramos a ustedes.
Por fin, alguien que entendĂ­a que no buscĂĄbamos ni pastores que nos guiaran, ni rebaños a los cuales conducir a la tierra prometida. Ni amos ni esclavos. Ni caudillos ni masas sin cabeza.”
 [3]

SupMarcos, 2014

“Provocar el pensamiento, la discusiĂłn, el debate es algo que nosotras, nosotros, zapatistas valoramos y mucho.
Por eso nuestra admiraciĂłn al pensamiento anarquista. Es claro que no somos anarquistas, pero sus planteamientos son de los que provocan y alientan, los que hacen pensar. Y crĂ©eme que el pensamiento crĂ­tico ortodoxo, por llamarlo de alguna forma, tiene mucho que aprender en ese aspecto, pero no sĂłlo en eso, del pensamiento anarquista. Por ponerte un ejemplo, la crĂ­tica al Estado como tal, es algo que en el pensamiento anarquista lleva ya mucho camino andado.”
 [4]

SupGaleano, 2015

En medio de la crisis social global agudizada por la pandemia de coronavirus, que en muchos paĂ­ses llevĂł a la desmovilizaciĂłn de movimientos sociales, organizaciones polĂ­ticas y [email protected], el zapatismo lanzĂł una nueva invitaciĂłn a las luchas “de abajo y a la izquierda”.

A pesar del recrudecimiento del paramilitarismo en las regiones donde el movimiento zapatista (en forma amplia, incluyendo al CNI-CIG y otras muchas luchas afines) disputa el territorio al Estado y transnacionales ; a pesar de una pandemia que se enzaña con [email protected] mĂĄs empobrecidos (la mayorĂ­a de indĂ­genas en MĂ©jico se encuentran en la pobreza o incluso en extrema pobreza) ; a pesar de una campaña mediĂĄtica gubernamental que señala, como ciertos anarquistas franceses, que el zapatismo tiene años muerto y que dicho movimiento se tiene que dar cuenta de ello para dejar de molestar ; a pesar de la catĂĄstrofe climĂĄtica global, el EZLN permitiĂł vislumbrar la realizaciĂłn del sueño de los años recientes : la convergencia de luchas.


A diferencia de grupos dogmĂĄticos de diversas corrientes de izquierda, el zapatismo muestra su respeto a quienes comparten sus mismos enemigos. Desde su levantamiento en 1994, el EZLN ha sido objeto de ataques de todos los frentes, basados en el racismo y la envidia. En 2014, los pueblos zapatistas retiraron al subcomandante insurgente Marcos de la dirigencia del EZLN, ademĂĄs de renombrarlo Galeano (en honor a un militante zapatista asesinado por paramilitares) para dar la muerte tan deseada por muchos al mestizo ; quedĂł entonces al mando el subcomandante insurgente MoisĂ©s, cien porciento indĂ­gena. Los ataques dirigidos a la persona de Marcos/Galeano, pese al cambio sabido de dirigencia del ejĂ©rcito zapatista, pretenden negar la capacidad de acciĂłn de los pueblos indĂ­genas zapatistas al señalar al ex-Ă­der como la mente maestra detrĂĄs de los Ă©xitos y fracasos del movimiento ; son, pues, ataques racistas.


Texto on francĂ©s : L’Union Communiste Libertaire rĂ©affirme son soutien Ă  l’EZLN et leur voyage pour la vie autour du monde


Lxs zapatistas han cumplido, dentro de las posibilidades del racismo de estado y a pesar de los límites de la intelectualidad de izquierda (europea y latinoamericana), tejer vínculos con miles de luchas a lo largo y ancho de todo el territorio europeo, ahora renombrado Slumil K’axjemk’op. Todavía la delegación de casi 200 indígenas no ha tocado las tierras al otro lado del Atlántico y ya se han realizado cientos de eventos, hermanando organizaciones, colectivos e individualidades en luchas como la del derecho a la vivienda, las luchas feministas, antirracistas, antiimperialistas, anticoloniales, etc.

Quien cĂłmodamente, desde Europa, critica las estrategias del amplio movimiento zapatista indĂ­gena articulado en torno al CNI-CIG y al EZLN, deberĂ­a darse cuenta de que no hace falta ser anarquista o marxista para provocar la caĂ­da del capitalismo, que no hace falta seguir a pie juntillas dogmas decimonĂłnicos, cerrĂĄndose a toda expresiĂłn diferente anclada en su realidad especĂ­fica, para crear contra-poderes que, atacando al capitalismo en sus medios de producciĂłn, circulaciĂłn y consumo, den estocadas de muerte a ese sistema.

La experiencia para-electoral del CNI-CIG de 2018, siguiendo la propuesta del EZLN de presentar una candidatura colectiva a las elecciones presidenciales (y en la cual el mismo ejĂ©rcito zapatista no participĂł), evidenciĂł todo el racismo del Estado y la mentira de la representaciĂłn popular a travĂ©s de las elecciones. Esa estrategia ha sido criticada desde posiciones antielectorales que, con ceguera epistemolĂłgica, ignora los logros de la campaña indĂ­gena : estrechar los lazos de muy diversas luchas por la defensa del territorio y de la autodeterminaciĂłn de las comunidades indĂ­genas que, hasta ese momento, estaban desarticuladas o ajenas al CNI y romper el cerco mediĂĄtico que encierra en desiertos de silencio las luchas territoriales de los pueblos indĂ­genas. Cabe anotar que la vocera nahua, presentada como precandidata por el CNI, no apareciĂł en la boleta electoral.

Hay quienes no se avergĂŒenzan de su ignorancia al afirmar que el EZLN se ha integrado a la polĂ­tica institucional, por convocar a manifestar por todos los medios el respaldo a las vĂ­ctimas de crĂ­mines de Estado, incluida la participaciĂłn en una especie de plebiscito reciente ; esas posturas omiten que cerca de 800 comunidades indĂ­genas en Chiapas hicieron asambleas comunitarias (no votos y fuera del sistema legal) para apoyar la exigencia de justicia ; omiten que muchas de esas comunidades ni siquiera eran comunidades zapatistas pero prefirieron ese ejercicio (no vinculante legalmente) que el de las urnas que se realizĂł en paralelo. Donde la crĂ­tica ve integraciĂłn al sistema, la realidad muestra desintegraciĂłn del sistema estatal mexicano, al tiempo que aumenta la articulaciĂłn de las autonomĂ­as comunitarias indĂ­genas.


El viaje a Europa ha dejado a las comunidades zapatistas en nĂșmeros rojos. Las diferentes campañas de crowdfounding permiten a la geografĂ­a europea preparar la visita de las comunidades. La mezquindad de quienes afirman que la visita se realiza con fines mercantiles omite, pues no ignora, que es un deber moral de lxs militantes con visiĂłn internacionalista la solidaridad y que, si bien por ahora los fondos se reunen para sostener la gira por la vida, nada mĂĄs justo que promover tambiĂ©n cualquier iniciativa que permita fortalecer la economĂ­a de las comunidades zapatistas frente a los embates del estado mexicano, sus paramilitares y las corporaciones transnacionales que ambicionan la selva Lacandona. Ellxs, desde su posiciĂłn, han sido tambiĂ©n solidarixs con las luchas en otras geografĂ­as. [5] [6]

Como Union Communiste Libertaire saludamos la iniciativa del Viaje por la vida [7], valoramos el esfuerzo que cientos de miles de indĂ­genas zapatistas realizan, poniendo en riesgo sus vidas, para venir a contarnos de sus luchas y escuchar las nuestras, para darnos un bello motivo de encontrarnos entre militantes en Europa e incentivar la creaciĂłn de una red de resistencia y rebeldĂ­a global que ponga fin al colonialismo, al patriarcado, al capitalismo.

Union communiste libertaire 13 sept 2021




Source: Unioncommunistelibertaire.org